Ciberseguridad, tecnología e innovación | GroupHacking
¿Qué es una ciberamenaza?
Ciberseguridad

¿Qué es una ciberamenaza?

Una ciberamenaza es un acto malicioso que busca dañar, robar datos o interrumpir el funcionamiento de una aplicación o servicio digital. Las cibermamenazas o también llamadas amenazas de ciberseguridad incluyen virus informáticos, violaciones de datos, ataques de denegación de servicios (DoS), entre otras.

Las amenazas de ciberseguridad también se refieren a la posibilidad de un ataque cibernético exitoso que tiene como objetivo obtener acceso no autorizado, dañar, interrumpir o robar un activo de tecnología de la información, red informática, propiedad intelectual o cualquier otra forma de datos confidenciales. Las ciberamenazas pueden provenir de una organización, un usuario de confianza o de ubicaciones remotas por desconocidas.

¿De dónde vienen las ciberamenazas?

Las ciberamenazas pueden provenir de numerosos actores, entre ellos:

Naciones hostiles

Los programas nacionales de guerra cibernética proporcionan amenazas cibernéticas emergentes que van desde la propaganda, la alteración de sitios web, el espionaje, la interrupción de la infraestructura, hasta la pérdida de vidas. Del mismo modo, los programas patrocinados por los gobiernos son cada vez más sofisticados y plantean amenazas avanzadas en comparación con otros actores de amenazas. Sus capacidades en desarrollo podrían causar daños generalizados a largo plazo a la seguridad nacional de muchos países.

Grupos terroristas

Los grupos terroristas utilizan cada vez más los ataques cibernéticos para dañar los intereses nacionales. Están menos desarrollados en los ataques cibernéticos y tienen una menor propensión a buscar medios cibernéticos que los estados-nación. Es probable que los grupos terroristas presenten amenazas cibernéticas sustanciales a medida que generaciones técnicamente más competentes se unan a sus filas.

Espías corporativos y organizaciones del crimen organizado

Los espías corporativos y las organizaciones del crimen organizado representan un riesgo debido a su capacidad para llevar a cabo espionaje industrial para robar secretos comerciales o robos monetarios a gran escala. En general, estas partes están interesadas en actividades basadas en el beneficio, ya sea obteniendo ganancias o interrumpiendo la capacidad de una empresa para obtener ganancias atacando la infraestructura clave de los competidores.

Hacktivistas

Las actividades de los hacktivistas abarcan ideales y cuestiones políticas. La mayoría de los grupos hacktivistas se preocupan por difundir propaganda en lugar de dañar la infraestructura o interrumpir los servicios. Es decir, su objetivo es apoyar una agenda política en lugar de causar el máximo daño a una organización.

Internos descontentos

Los internos descontentos o amenazas Internas son una fuente común de delitos cibernéticos, a menudo no necesitan un alto grado de conocimiento informático para exponer datos confidenciales porque pueden estar autorizados a acceder a los datos. Del mismo modo, aquí pueden incluirse proveedores y empleados de terceros que pueden introducir accidentalmente o intencionalmente malware en los sistemas.

Hackers

Son intrusos maliciosos que se aprovechan de un exploit de día cero para obtener acceso no autorizado a los datos. Los hackers pueden irrumpir en los sistemas de información como un desafío o presunción. En el pasado, esto requería un alto nivel de habilidad. Hoy en día, los scripts y protocolos de ataque automatizados se pueden descargar de Internet, lo que simplifica los ataques sofisticados.

Desastres naturales

Los desastres naturales representan una amenaza cibernética porque pueden interrumpir su infraestructura clave al igual que un ataque cibernético podría hacerlo.

Acciones accidentales de usuarios autorizados

Un usuario autorizado puede olvidarse de configurar correctamente la seguridad de un sistema, causando una posible fuga de datos. Algunas de las mayores violaciones de datos han sido causadas por una configuración deficiente en lugar de piratas informáticos o internos descontentos.

¿Cuáles son los ejemplos de ciberamenazas?

Algunos ejemplos de amenazas cibernéticas comunes incluyen:

  • malware
  • spyware
  • Phishing
  • Ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS)
  • Ransomware
  • Exploits de día cero
  • Troyanos
  • Robo de propiedad intelectual
  • Robo de dinero
  • Manipulación de datos
  • Destrucción de datos
  • Ataque man-in-the-middle (ataque MITM)
  • Publicidad maliciosa
  • Software falso
  • Software sin parches
  • Centro de datos interrumpido por desastres naturales

¿Por qué es necesario protegerse contra las ciberamenazas?

Los riesgos de ciberseguridad impregnan todas las organizaciones y no siempre están bajo el control directo de su equipo de seguridad de TI. El aumento de la conectividad global, el uso de servicios en la nube y la externalización significan un vector de ataque mucho mayor que en el pasado. El riesgo de terceros y el riesgo de cuarta parte está en aumento, lo que hace que la gestión de riesgos de terceros, la gestión de riesgos de proveedores y la gestión de riesgos de seguridad cibernética sean aún más importantes para reducir el riesgo de violaciones de datos de terceros.

Cómo protegerse contra las ciberamenazas

La mejor forma de protegerse de las ciberamenzas es adoptando en la organización estándares que tienen el objetivo de prevenir detectar y responder a las ciberamenazas y ciberataques. Un ejemplo de este es el marco de la de Ciberseguridad del NIST. Próximamente detallaremos la mejor las mejores prácticas de protección contra las ciberamamenzas

Artículos Relacionados

Ciberseguridad: ¿Qué es y porque es importante?

Wilinton Ordoñez

Deja un Comentario